La Alameda de Hércules 11 años ago

La Alameda  de  Hércules  está situada  en el  corazón céntrico de  la ciudad,   cerca se  encuentra  la  avenida  de Torneo donde  está  situado el  río  Guadalquivir,   realmente  es un  paseo  adorable  situado muy  céntrico,   desde allí podemos  llegar   a través de  la  calle  Amor  de   Dios  y   de  la  calle  Trajano al   centro  comercial de   la  ciudad,   donde  está  situado  el  Corte Inglés,   la plaza del Duque.  Esta   alameda   ha  tenido  distintas transformaciones   en los  últimos  años  e  incluso  siglos  de nuestra  historia.

Fue   construida   en el  año 1.574,  fue  la actuación  urbanística  más  importante  que  tuvo  Sevilla  en  el  siglo XVI,   siendo  hasta  esa  época  un  terreno  pantanoso,   cubierto    completamente   de  agua    en  las  temporadas  de  lluvia,  siendo un  foco  de  infecciones de  enfermedades durante   la época  de   más  calor.

El  asistente de la  ciudad  llamado  d.  Francisco  Zapata,   conde  de  barajas,   el mismo  decide  sanear  el  sector  con lo  cual intenta  desecar  la laguna  hasta  convertirla  en  un paseo, este  paseo  se pobló  con  árboles,    se  organiza  grandes  avenidas  en la  cual se  instalan  tres  fuentes,   se  adornan con  columnas,   sobre  ellas  se  situarían  las  esculturas de  Julio  César  y    de Hércules,    entrada  en  mitad  del  siglo  XVIII  la  Alameda sufre  una  renovación  por deseo de  d. Ramón de  la Rumbe,   construyéndose  así  otras  3 fuentes  y colocando  dos  columnas    con  leones  que  sostienen  escudos.

En  la  actualidad  esta  Alameda  ha  perdido   la    fisonomía  que  tenía,   se  suprimió    las  largas  hileras  de  álamos  y  los  distintos  canalillos  que  permitían el  riego,   igualmente  se suprimió las  fuentes  de  agua  que  abastecían a   la ciudad y  solo  se  han   conservado las  4  columnas    de  mayor  altura  que estaban  situada   a  la  entrada del paseo,   las  primeras que  se  colocaron  fueron traídas  de restos de   templos romanos  que  estaban situados  en  la calle  Mármol,   desde   aquí se  trasladan  al  actual  emplazamiento,    los  capiteles   de ambas  columnas  pertenecían a  las  antiguas  casas  que  poseía   el  cabildo  en  la  calle Abades,   antes  de  su  colocación  fueron  restablecidos y restaurados ,  en  dichos capiteles   hay  unos  pedestales  donde  están colocados  las esculturas  de  Julio  César  y  Hércules.  Esta  obra  fue realizada  por  Diego  de  Pesquera,   fue  inaugurada  en   1.578  pues  nos podemos fijar  en el pedestal  de  la columna    donde está  situado  Julio  César dedicándose   esta  placa  al  Conde  de  Barajas al  asistente   de la  ciudad  en agradecimiento por  haber sido  el   protagonista de  esta   gran labor  desarrollada  en la  ciudad.

Las  otras columnas  están rematadas  con  figuras de leones,   los cuales  sostienen  escudos  de los Reinos de  Castilla  y  León  y   el otro con los  correspondientes de  la  ciudad.
Ha  sido transformada,   actualmente  hasta   hace  unos años  se celebraban  mercadillos los domingos donde  se  podían encontrar cosas  antiguas,  hoy es  un paseo   con distintos  bares  y  en el centro se encuentran las terrazas.

En  un lateral  está  situado el  hotel Sacristía,   tenemos   muy cerca de la Alameda  la calle   Feria,   unas  de las  típicas calles comerciales tradicionales  de  la    capital.

No Replies on La Alameda de Hércules

Leave a reply