Casa de la Condesa de Lebrija 11 años ago

Se encuentra situado en la calle Cuna, paralela a la calle Sierpes, su fachada principal data del siglo XVI, este museo de propiedad privada, de gran valor artístico y arqueológico pertenece al Sr. Eduardo de León y Manjón, conde de Lebrija, la gran colección que en el se muestra fue reunida por la Sra. Dª Regla Manjón, Condesa de Lebrija (1851-1938), quien amante de las antigüedades, reunió en las primeras décadas de este siglo este conjunto de piezas que en el el Palacio se  exponen, procedentes en su mayoría de la ciudad vecina de Itálica.

La colección se aloja en la planta baja  de lo que fue su vivienda privada, podemos disfrutar de este palacio sevillano con varios patios y fachada de mármol del siglo XVI, su interior fue transformado a lo largo de los siglos, la última reforma  fue durante los años (1902-1914). La Sra. Manjón se trajo pavimentos de mosaicos desde la ciudad de Itálica, muchos de ellos fueron comprados, aprovechando las reformas en su vivienda, acomodó la forma de las habitaciones al perímetro de los mosaicos adquiridos, decoró las paredes de las habitaciones al estilo romano, consiguiendo así un marco adecuado para la exposición de los objetos de su colección.

En su conjunto podemos apreciar el zaguán de entrada rodeado por un alto zócalo de azulejos del siglo XVIII, en el suelo se puede apreciar piezas romanas  con recortes de mármoles, en su interior encontramos el patio principal de la vivienda con arquerías de columnas decoradas con yesería mudéjar, en el centro del patio encontrmos un gran mosaico polícromo romano, aparecido en Itálica en 1914 con escenas mitológicas, una de las piezas que se pueden admirar y que nos llaman la atención son las numerosas vitrinas exentas, donde se exponen las piezas más modernas de la colección, como objetos árabes de toda clases, como vasijas.

Desde el patio podemos acerder a las seis habitaciones que componen el palacio, entre ellas destacamos el Salón Principal donde en ella detacan las gruesas columnas, paredes enmarcadas  molduras de escayola, otra de las habitaciones importantes es la sala ” de Ganimedes“, en sus muros recoge restos del mundo funerario romano como urnas para contener cenizas,  fragmentos de lápidas y restos escultóricos.

El Cuarto Ochavado, está adaptado  a la forma del pavimento octogonal descubierto en Itálica en 1901, destacamos la fuente que se encuentra en el centro. Otra de las salas destacada y más pequeña en  proporción es la llamada “de la Medusa” nombrada así por  el tema central de su mosaico, en sus vitrinas se puede apreciar un pequeño monetario. La sala de los ” Dionisios” contiene muchos objetos tanto cerámicos como de otros materiales, destacamos la colección de vidrios.

La escalera principal que da acceso a la vivienda privada tiene una gran colección de azulejos de los siglos XVI y XVII procedentes del convento desamortizado de San Agustín de Sevilla.

No Replies on Casa de la Condesa de Lebrija

Leave a reply